SIN SORPRESAS GANAN FRANCIA, JAPÓN Y ARGENTINA EN SESIÓN MATUTINA DE LA ATP CUP

Por René Sánchez

A diferencia del primer día en la ATP Cup, en la sesión matutina de la segunda jornada de actividades no hubo ninguna sorpresa y ganaron los que eran favoritos para hacerlo.

Francia por ejemplo, dio cuenta de Chile por 2 a 1, llegando al juego de dobles con su serie ya definida pues en los singles ni Benoit Paire ni Gael Monfils tuvieron demasiados problemas para despachar a sus oponentes, en primera instancia a Nicolás Jarry con parciales de 6-7,6-3 y 6-3 y en el segundo caso a Christian Garín por 6-3 y 7-5.

Y ya en parejas los galos bajaron el ritmo y permitieron que al menos un punto fuera para los andinos con los mismos Jarry y Garín venciendo en dos sets corridos 7-5 y 6-2 a la dupla de Nicolas Nahut y Edouard Roger-Vasselin. 

Más claro aún, en la segunda serie de la mañana fue el triunfo de Japón sobre Uruguay, 3 por 0, sin emplear muchas horas y sin la gran figura de los asiáticos, Kei Nishikori, que fue baja del torneo por lesión.

Go Seda ganó fácil el primer punto 6-1,6-3 a Martín Cuevas en apenas una hora y 17 minutos y Yohishito Nishioka le dió una paliza a Pablo Cuevas, hermano de Martín, por 6-0 y 6-1 necesitando tan sólo 55 minutos para ello, mientras que en dobles Toshihide Matsui y Ben McLahlan también ganaron en dos sets, menos apretados de lo que dicen los parciales, 7-6 y 6-4 a la pareja charrúa de Ariel Behar y Pablo Cuevas. 

La sesión matutina del sábado la cerraron Argentina y Polonia con sufrida victoria para los sudamericanos de 2 a 1 gracias al punto de dobles que ganaron Máximo González y Andrés Molteni sobre Hubert Hurkacz y Lukasz Kubot en par de sets corridos 6-2 y 6-4. 

Y es que cuando Guido Pella venció a Kamil Majchrzak con números de 6-2, 2-6 y 6-2, dándoles ventaja a los albicelestes, nadie se imaginó que Hubert Hurkacz lograría empatar superando a un más hecho y experimentado Diego Schwartzman por 6-4, 2-6 y 3-6 en lo que fue una gran y contundente voltereta para los polacos, que hicieron sudar de más a una Argentina que así, como hoy, difícilmente podrá pelear por algo importante en la ATP Cup. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *