Caen tres sembradas en Dubai

Las sembradas 3, 4 y 5 perdieron y quedaron eliminadas del Torneo de Tenis de Dubai. 

El día comenzó sorpresivamente porque la ucraniana Elina Svitolina fue derrotada por Jennifer Brady de los Estados Unidos, pero más inesperada aún fue la forma ya que la norteamericana prácticamente le pasó por encima en sets corridos 6-1 y 6-2. 

Mas tarde le tocó caer a la suiza Belinda Bencic a manos de la rusa Anastasia Pavlyuchénkova con parciales muy extraños e inusuales entre dos tenistas de su calidad 1-6, 6-1 y 6-1. 

También sorprendente pero sobre todo desilusionante fue ver como la reciente campeona del Abierto de Australia, Sofia Kenin, recibió la primer gran abolladura a su corona. La estadounidense no fue ni la sombra de lo que vimos en Melbourne y con muchos errores no forzados perdió apenas en la ronda de 32 con Elena Rybákina de Kazajistán en tres sets 7-6, 3-6 y 3-6. 

El certamen de los Emiratos Arabes Unidos esta perdiendo rápidamente a sus favoritas y nuevos nombres acechan en la carrera por el título a las clasificadas 1 (Simona Halep) y 2 (Karolina Plisková) que siguen con vida al igual que Garbiñe Muguruza, que llegando con un wild card podría ser el “caballo negro” en Dubai.

Nadal se impone como “EL NUMERO UNO”

La tranquilidad hecha persona. Cuando faltan tres días para debutar en las Nitto ATP Finals 2019, Rafael Nadal aparece en Londres con una impresión de calma. El español es el primer cabeza de serie en el torneo que pone el broche a la temporada y una de las figuras más observadas estos días en la capital inglesa. El No. 1 del Ranking ATP trabaja en The O2 con el objetivo de poner a punto su cuerpo, después de sufrir una distensión en el recto abdominal derecho que le obligó a renunciar a las semifinales del Rolex París Masters seis días atrás.

“Estoy con la ilusión de que las cosas pueden salir bien”, reconoce el español, que nunca abandona un mensaje en el que combina optimismo y realismo. “Pero tengo que ver cómo responde todo cuando le dé la carga que necesito para estar al 100% competitivo. A partir de ahí sabremos algo más de lo que pueda suceder. Tengo la ilusión y la esperanza de poder llegar bien. Lo que pueda pasar o no, no lo puedo decir”.

La cautela guía los pasos de Nadal con un mensaje bien claro en la cabeza: cuidar con mimo el cuerpo para disfrutar de la carrera más larga posible en el ATP Tour. En Londres, donde entrena a alta intensidad el juego de fondo, una parte de su tenis que permanece bien intacta, el mallorquín trata de sumar pequeños pasos diarios en la mecánica de servicio. El gesto técnico afectado por la dolencia abdominal de la última semana. Si el jueves comenzó a buscar pequeños esfuerzos, el resto de la semana servirá para terminar de testar la zona-

 “Ayer saqué despacio. Lo bueno es que no tengo una rotura grave porque sino no podría estar aquí”, recordó el español. “En situaciones así hay que ver cómo evolucionan las cosas. Intentamos hacer las cosas de la manera más prudente posible para intentar llegar listos para el lunes”, remarca Nadal, sin olvidar las 20.00 horas del próximo 11 de noviembre, un horizonte que supera los tres días hasta el inicio del torneo. “No podemos dar ningún paso en falso e incluso haciendo las cosas bien siempre hay posibilidades de que las cosas puedan ir mal. Al final, la zona donde tuve el problema es una zona conflictiva a nivel del servicio. Ayer serví pero lo hice muy despacio. Se trata de ir añadiendo poco a poco esfuerzos sobre la zona y a medida que uno se vaya sintiendo cómodo, ir incrementando. De momento, hoy intentaremos sacar un poquito más, trataré de aumentar un poquito la intensidad y vamos día a día”.

Por el momento, y con los entrenamientos como algodón de prueba, Nadal sigue avanzando con una meta clara: darse la mejor oportunidad para competir en las Nitto ATP Finals. “Para jugar desde el fondo de la pista no tengo ningún tipo de problema. Me siento perfectamente y no tengo ningún tipo de dolor. Y al nivel de intensidad con el que saqué ayer tampoco tuve ningún tipo de molestia. Pero hay que ser realistas. Cuando uno tiene una pequeña lesión muscular, el espacio de tiempo entre el sábado pasado y hoy viernes es menos de una semana. Hay que ser todo lo prudentes que podamos. Incómodo no me siento pero no he sacado. Cuando sirva al 100%, que hasta mañana eso no va a ser, veremos cómo responde todo”, declara el español.

“Los médicos son positivos en que las cosas puedan salir bien. Yo puedo hablar de mis sensaciones y son buenas ahora mismo, pero con las cosas musculares sabes que un mal movimiento o un paso en falso puedes tirar por tierra todo lo demás”.

En Londres, donde la cautela guía cada movimiento de Nadal, la ilusión por competir también inunda el alma del español.

Naomi Osaka ganó su segundo título de Grand Slam.

La superestrella Naomi Osaka se estableció como la nueva fuerza dominante en el tenis femenino con una segunda victoria consecutiva en Grand Slam. Con la victoria sobre Petra Kvitova, 7-6 (2), 5-7, 6-4, la sensación de 21 años se convirtió en la primera mujer en ganar el Slam después de su primera dama desde Jennifer Capriati en 2001. Al igual que Caroline Wozniacki el año pasado, el trofeo también viene con el nuevo ranking No. 1.

La superestrella Naomi Osaka se estableció como la nueva fuerza dominante en el tenis femenino con una segunda victoria consecutiva en Grand Slam. Con la victoria sobre Petra Kvitova, 7-6 (2), 5-7, 6-4, la sensación de 21 años se convirtió en la primera mujer en ganar el Slam después de su primera dama desde Jennifer Capriati en 2001. Al igual que Caroline Wozniacki el año pasado, el trofeo también viene con el nuevo ranking No. 1.

Parece probable que Osaka conserve el primer puesto por más tiempo que el danés.

Li Na, recién elegido en el Salón de la Fama del Tenis, estuvo presente para pasar la Daphne Akhurst Memorial Cup. Na fue el primer ganador asiático del Grand Slam. El jugador chino alcanzó el puesto número 2 del mundo. Osaka no es solo el primer número 1 japonés, sino el primer jugador asiático en alcanzar esa altura.

Pero casi no sucedió. Después de ganar el primer set con una actuación consistente, Osaka se derrumbó después de sentarse en el punto de partido en el segundo, permitiendo que una resistente Petra Kvitova saltara. El impulso de Kvitova continuó en el tercer set, ya que ganó cinco juegos seguidos para asegurar una ventaja para un regreso de cuento de hadas , dirigiéndose 1-0 en el set final.

Osaka disparó a un exquisito ganador de revés de rodillas, inyectando su juego con una fuerza recién descubierta, regresando para luchar por tres juegos seguidos. Esta vez, el campeón del US Open del año pasado trajo a casa la victoria. Fue un partido de alta calidad, muy disputado, con ambos jugadores despidiendo a 33 ganadores, y Kvitova cometió un poco más de errores no forzados que su oponente: 39 para la checa en comparación con los 33 de Osaka.

La celebración de la victoria para la joven jugadora japonesa fue mucho más fácil que en Flushing Meadows el año pasado  , sin abucheos de la audiencia y controversia que eclipsó su victoria inicial en Slam. Ambos jugadores parecían contentos con sus resultados.

“Lo siento, hablar en público no es mi lado fuerte”, dijo Osaka durante la presentación del trofeo, a través de USA Today . “Enhorabuena para ti, Petra, eres increíble, y estoy realmente honrada de jugar contigo en un Grand Slam … Leí notas antes de esto, pero aún así olvidé lo que se supone que debo decir. Así que gracias.”

Para Kvitova, llegar a la final fue parte de una historia inspiradora, dos años después de sufrir un ataque con cuchillo en su casa . Amada por sus padres y fanáticos por igual, la joven de 28 años no solo se recuperó, sino que ganó la mayoría de los títulos de la WTA en el Tour el año pasado. Sin embargo, el éxito del Grand Slam ha eludido a la dos veces campeona de Wimbledon desde su regreso. Llegar a la final en Melbourne está más allá de un logro impresionante.

“Es una locura, no puedo creer que acabo de jugar una final de un Grand Slam de nuevo”, dijo Kvitova, en su discurso finalista, luchando contra las lágrimas. “Fue una gran final. Bien hecho, Naomi … y felicidades por ser la número 1 también.

“Ha sido un tiempo estar en la final para mí”, agregó.

Qué viaje tan fantástico para el sensacional Osaka. Teniendo en cuenta que ocupó el puesto número 72 el año pasado, su ascenso a la cima de la WTA ha sido una revelación. El No. 6 del mundo Kvitova también pasará al Top 3 por primera vez desde 2015.